La obsolescencia programada: cuando caduca todo lo que compramos

Autor: // Actualizado el 15/9/2014 a las 16:25 2 comentarios
Foto | Alejandro Juárez

Foto | Alejandro Juárez

Entras a casa, vas a encender la luz y… ¡vaya! Se ha fundido. Hay que cambiar la bombilla.

Esto no es algo casual: las bombillas, al igual que una gran multitud de productos, son fabricadas con fecha de caducidad. Lo mismo ocurre con las impresoras, frigoríficos e incluso el ordenador, tablet o móvil que estás utilizando para leer estas líneas.

bombilla-cien-años¿Pero fue esto siempre así? Antes, las bombillas duraban 5 veces más que lo que duran actualmente. De hecho, existe una bombilla que se encendió hace más de 110 años en el estado de California, en Estados Unidos, y aún sigue encendida.

¿Qué ha pasado entonces? De un tiempo a esta parte, la sociedad capitalista ha avanzado de tal forma que ha surgido la necesidad, por parte de las empresas, de hacer que la gente compre frecuentemente para mantener su negocio. El marketing ha hecho que la sociedad del consumo necesite comprar los mismos productos que ya se tienen, pero actualizados, para estar a la última. Así, cuando un nuevo producto sale al mercado lo hace incluso antes de que la sociedad lo necesite.

¿Como lo han hecho? Creando la norma de la obsolescencia programada. Todo producto tiene que tener una vida útil de terminada para después quedar obsoleto e inservible. Por ello, no es de extrañar que nuestra impresora ya no funcione bien a pesar de estar en buenas condiciones; o que nuestro teléfono móvil empiece a dar fallos a partir del año y medio, o que el elevalunas automático del coche ya no funcione y haya que cambiar todo el mecanismo por desgaste de una sola pieza de plástico que ya no se fabrica.

¿Y qué pasa si vas a repararlo? Puedes encontrarte con un precio de reparación superior a lo que costaría comprar un nuevo producto.

Todo el sistema comercial del último siglo está meticulósamente pensado para que la sociedad tenga la necesidad de volver a comprar productos que ya tiene para cubrir una necesidad en concreto.

Suscríbete por correo

Te enviamos las mejores curiosidades y eventos a tu correo electrónico cada semana. ¡Es gratis!

¿Te ha gustado?
Compártelo


Autor |

  • Luis

    En parte estoy de acuerdo con la obsolescencia programada. Si no, ¿de qué viviríamos muchas familias?

    • Andrea

      La sociedad necesitaría un cambio bien profundo para que eso cambie. Y me da a mi que eso no va a ocurrir!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ContinuarLeer más