¿Son tan necesarios los empastes dentales?

Autor: // Actualizado el 2/3/2016 a las 21:00 ¡Comenta!
cepillo-dientes_suthernsir

Imagen | Flickr/suthernsir

¿Sabíais que el tiempo medio que tarda una caries en llegar desde el esmalte a la dentina oscila entre 4 a 8 años? ¿Y que se pueden prevenir, frenar e incluso revertir sin necesidad de empastes? Una buena higiene dental es primordial para prevenir las temidas caries pero, una vez que han aparecido en nuestros dientes, no nos queda más remedio que frenarlas.

Hasta hoy, lo que teníamos asumido es que la única forma de eliminarlas es a base de empastes y a golpe de bolsillo, pero esto ha cambiado. Un estudio desarrollado por el doctor Wendell Evans y su equipo de investigadores de la Universidad de Sídney (Australia) y publicado en la revista Community Dentistry and Oral Epidemiology, defiende que tan solo haría falta que los odontólogos adoptaran un enfoque más preventivo.

Durante mucho tiempo se ha creído que las caries dentales se desarrollan rápidamente, y que el mejor tratamiento era su eliminación de la superficie dental lo antes posible y, una vez eliminada la caries de la pieza dental afectada, se reconstruye con material de relleno (amalgama).

Sin embargo, según el profesor Evans, “los más de 50 años de investigación nos han demostrado que las caries no siempre progresan y que en caso de hacerlo, lo hacen de una forma mucho más lenta de lo que pensamos. El tiempo medio que requiere que una caries llegue desde el esmalte a la dentina es de 4 a 8 años, por lo que contamos con tiempo suficiente para detectarla y tratarla antes de que forme una cavidad en la pieza dental y requiera un empaste”.

Los investigadores proponen implantar un nuevo Sistema de Abordaje de la Caries que consistiría en:

  • Evaluación del riesgo de caries, su análisis por medio de rayos X, y un tratamiento específico de la caries temprana, es decir, que todavía no ha formado una cavidad en la pieza dental.
  • Aplicación de altas concentraciones de flúor en la caries temprana.
  • La observación de la forma en la que el paciente se cepilla los dientes.
  • La restricción de aperitivos y bebidas azucaradas entre comidas.
  • Una monitorización específica de cada paciente.

Este nuevo tratamiento ha sido probado con gran éxito, durante 7 años, con la participación de dentistas de diversas regiones australianas y demuestra que las caries tempranas pueden ser detenidas y revertidas en un 30-50%, por lo que la necesidad de empaste se reduce notablemente.

Esperemos que estas investigaciones se apliquen en todo el mundo y nos concienciemos, tanto pacientes como dentistas, de lo importante que es la prevención en la salud en general y bucodental en particular. Nos ahorraríamos muchos disgustos, ¡tanto a nuestra salud como a nuestro bolsillo!

Suscríbete por correo

Te enviamos las mejores curiosidades y eventos a tu correo electrónico cada semana. ¡Es gratis!

¿Te ha gustado?
Compártelo


Autor |

Redactora de bacinerias.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ContinuarLeer más